Tener el control del clima en un espacio cerrado, se ha convertido en lo más sencillo y cómodo, gracias a los equipos Mini Split de alta tecnología y es que estos equipos han llegado a facilitarnos la vida gracias a su forma tan fácil de funcionar. Son perfectos y pueden ser nuestros aliados si les damos el uso y cuidado correcto.

Date la oportunidad de que al momento de comprar un equipo Mini Split, leas y comprendas las instrucciones que vienen en él, además de eso hoy queremos contarte algunos de los aspectos que te pueden ayudar a sacar el mayor provecho a tu equipo.

Ubicación: coloca tu Mini Split en un lugar en donde no le dé el sol de forma directa, pero que al mismo tiempo pueda estar ventilado, esto evitará que se sobrecaliente.

Revisa tu equipo: durante las épocas más altas de frío o calor se utiliza más frecuentemente el Mini Split, por eso te recomendamos que lo mantengas en constante revisión para asegurarte de que funcione de forma adecuada.

Apágalo: si no se encuentran personas en la casa o habitación en donde está instalado el Mini Split, es mejor mantenerlo apagado.

Ahorra energía: la temperatura adecuada para un Mini Split es de 21° a 25°, si lo configuras entre estas temperaturas estarás ahorrando energía.

Cierra puertas y ventana: mientras tu equipo este encendido, deberás mantener las puertas y ventanas cerradas, esto evitará que el Mini Split trabaje de más.

Límpialo: entre más limpio mantengas tu equipo, funcionará bien por mucho más tiempo, asegúrate de que esté libre de polvo o suciedad. Hay equipos en los que puedes programar limpiezas sencillas.

Mantenimiento: como medida de precaución y cuidado fundamental, te recomendamos que realices un mantenimiento a tu equipo Mini Split, esto asegurará que tenga una larga vida.


Como podrás darte cuenta estos equipos pueden convertirse en el aparato favorito de tu casa en esos tiempos de climas extremos. Si estas interesado en conocer más sobre Mini Split, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, somo expertos.